Qué influencia tiene el eccema en la salud sexual

You Snooze, You Lose? Sufficient Sleep Could Be Key to a Healthy Weight
May 9, 2022
Take Charge of Your Advanced Stage Breast Cancer Diagnosis
May 9, 2022

Mariah Woodson, una empresaria de 30 años de Los Ángeles, tuvo que luchar con el eccema (también conocido como dermatitis atópica) desde los 20 años. “¡No bromeo, mis manos y cuello parecían los de un cocodrilo!”, recordó ella. “Siempre dije (bromeando) que si algún hombre me propusiera matrimonio, la apariencia de mis manos haría que huyera. Y corra lejos muy rápidamente”.

La intimidad durante un brote es difícil, dijo. “Muchas personas no entienden que el eccema no es contagioso y me preocupaba que me juzgaran por tener una piel con una apariencia terrible”, dijo Mariah. Debido a esta inseguridad, ella rechazó muchas citas y a menudo evitaba encuentros íntimos. “Solo pensar en que mi piel sangre o segregue pus durante un momento íntimo me daba vergüenza”, reveló.

Según un estudio, más del 80% de pacientes con dermatitis atópica (AD, por sus siglas en inglés) dijeron que el tener brotes de eccema era un obstáculo en sus vidas sexuales. Para las personas que viven con este trastorno, esto representa una barrera tan grande para su intimidad que incluso existen sitios web de citas románticas, tales como Derma Cupid que se dedican a encontrar parejas de personas con trastornos de la piel. “El eccema afecta significativamente a las relaciones porque estas personas evitan los encuentros íntimos [debido a la vergüenza]”, explicó la Dra. Elizabeth Liotta, una dermatóloga certificada y miembro del consejo de asesoría de la salud de la mujer de HealthyWomen.

Un aguafiestas en el dormitorio

El eccema puede causar manchas rojas y escamosas acompañadas de comezón en la piel que pueden brotar en todo el cuerpo de una persona, desde sus manos a su cuello y piernas. Las mujeres pueden incluso tener dermatitis en la vulva, donde la piel se repliega alrededor de la vagina, volviéndose dolorosa, roja y con comezón. Esto puede causar incomodidad física durante la relación sexual y sensaciones emocionales de inseguridad.

“Probablemente es incómodo porque su piel se inflama un poco y la dermatitis atópica empeora cuando hay contacto físico”, explicó la Dra. Liotta. De las personas que participaron en el estudio que se mencionó anteriormente, el 12% reportó eccema alrededor del área genital. Y de esas encuestadas, el 59% estimó que era la parte más preocupante de lidiar con la dermatitis atópica. “Obviamente hay muchos problemas de ansiedad y de dificultades de la intimidad sexual alrededor de cualquier cosa relacionada con los genitales”, dijo la Dra. Liotta.

La dermatitis de la vulva puede tener la apariencia de cualquier otro trastorno de la piel, tal como la psoriasis; una candidiasis o inflamación causada por fricción de piel a piel, conocida como intertrigo y esto a veces puede causar un retraso en la atención. “Si alguien visita a su doctor de cabecera, podría recibir un tratamiento equivocado, tal como uno para candidiasis cuando de hecho la irritación fue causada por fricción o podría recibir un tratamiento para intertrigo cuando de hecho es un caso de psoriasis o dermatitis atópica”, dijo la Dra. Liotta. Y también existe el temor de que una nueva pareja sexual pueda confundir el eccema con una enfermedad contagiosa de transmisión sexual.

El eccema a menudo tiene un impacto tremendo en el estado emocional de las personas. Investigaciones han demostrado una conexión entre estudiantes con eccema y abuso, así como entre el trastorno de su piel y una reducción de su autoestima y su seguridad en sí mismos. Éstos sentimientos pueden durar hasta la adultez, haciendo que estas personas se vuelvan inseguras sobre cómo otras personas perciben su piel. Esto puede causar vergüenza de que una pareja romántica potencial vea su piel cuando hay brotes. “Si te rascas todo el tiempo y tu piel está roja y con heridas, eso será un factor por el cual las personas se sienten incómodas de conocer a alguien nuevo o de que alguien vea su piel”, dijo la Dra. Liotta.

Preparaciones adicionales para las citas

Las citas para personas que tienen AD pueden implicar mucha preparación extra. Las personas con eccema a menudo recurren a medidas extremas para evitar y esconder su trastorno. “Esto puede incluir evitar perfumes y fragancias; usar ropa floja, en contraste con ropa que se considera más sexy; y usar maquillaje para tratar de esconder su eccema”, dijo la Dra. Liotta. Una piel roja y escamosa no siempre es fácil de cubrir con maquillaje. Por ejemplo, la Dra. Liotta dijo que intentar poner polvo sobre los eccemas podría solo hacer que la piel se vea notablemente más quebradiza. Consecuentemente, estas pacientes a menudo derrochan dinero para comprar productos más caros, tales como maquillaje mineral a base de líquidos.

“Y probablemente también necesitan cambiar su maquillaje más frecuentemente porque tienen mayor tendencia a tener infecciones de la piel”, dijo la Dra. Liotta. Son muchos pasos adicionales que se toman antes de salir en una cita o para disfrutar una noche con amigos.

iStock.com/andresr

El tratamiento es la clave

Una parte clave de mantener una vida romántica o sexual saludable, para personas con eccema, es buscar el tratamiento y protocolos de control adecuados. Para Mariah, encontrar emolientes para la piel que ayudaron a aliviar sus síntomas fue tremendamente útil. Su experiencia incluso le inspiró a lanzar su propia línea de productos de cuidado de la piel diseñados para personas que tienen brotes similares.

Cambios del estilo de vida, tales como evitar factores desencadenantes conocidos y mantener la piel limpia y humectada pueden ser útiles. También hay medicamentos que se venden con receta médica, incluyendo píldoras y tratamientos a base de inyecciones, que la Dra. Liotta dijo que frecuentemente pueden ser útiles para que las pacientes tengan menos brotes y para que pasen menos tiempo activamente encontrando soluciones para la enfermedad. “Lo importante para las pacientes es darse cuenta de que solo porque tienen este trastorno, eso no quiere decir que tienen que vivir así [constantemente encontrando soluciones para su enfermedad]. Su piel puede tener una apariencia normal nuevamente con terapia, pueden mantener una vida sexual normal y gratificante y no tienen que preocuparse tanto sobre lo que sucederá en sus vidas privadas”, dijo la Dra. Liotta.

Mariah eventualmente aprendió a hablar sobre lo que estaba pasando. “Ser abierta y honesta con mi pareja sobre la gravedad de mis brotes antes de compartir intimidad fue útil para que me sienta más cómoda y con menos vergüenza”, explicó. “Con todos los desafíos que implica tener eccema, siempre trato de decirme a mí misma que soy hermosa incluso con brotes”. Aconseja a otras personas que tienen eccema que hablen y sean honestas sobre lo que sienten. “Comunica tus necesidades y encuentra una pareja que entienda y esté dispuesta a participar en este proceso contigo”.

Este recurso se preparó con la asistencia de Pfizer, Regeneron y Sanofi.

Leave a Reply

Your email address will not be published.